Joseluiscorella’s Blog


¿Qué es ARTE?

Pedro Luengo me ha escrito este comentario proponiendolo como tema a debate. Me parece  muy interesante y por eso abro este artículo. Espero vuestras opiniones.

Está claro que estamos pasando por una época mediocre que yo no sabría indicar cuando comenzó, aunque tengo mis sospechas. Ayer y de casualidad me encontré, no sabía que existía, con la web del Museo Europeo de Arte Moderno por Resistencia Realista, y me vino de pronto a la cabeza el “salón de los rechazados” del Paris oficial de finales del IXX. Se repite la historia pero con un matiz, los impresionistas en aquel momento se impusieron sin complejos y los figurativos de hoy no.
El día menos pensado, yo soy ya mayor y creo que lo voy a conocer, ocurrirá con la inmensa mayoría del arte plástico contemporáneo igual que con el ladrillo estos años atrás, o con el comunismo en el siglo pasado: se descubrirá de pronto que detrás sólo hay vacío, un terrible vacío apestando a dinero. Y como resulta que sólo existe un crítico infalible en su análisis sobre una obra de arte y, ¡maldita sea, el problema es que tiene que pasar porque es el tiempo¡
Pero, veamos, si el Arte se puede manifestar con una cámara de cine, con una pluma y papel, con pintura, con piedra, con barro, con un escenario, con una cámara de fotos, con un instrumento musical, con la voz humana, etc, etc.. deberá existir un criterio compartido y común entre todos ellos para que ese resultado plasmado en tan diferentes materias pueda llegar a ser y llamarse de la misma manera: Arte. ¿Cual será?.
De todos esos medios o manifestaciones, hay algunos por donde ha sido imposible que se cuele la mediocridad vestida de excelencia. Por ejemplo con el cine. Hay miles y miles de películas pero son pocas las que pasan a considerarse Arte, y en este caso no hace falta que pase demasiado tiempo. Igual pasa con la música, también con la literatura y el teatro. Pero porqué no ocurre igual con las artes plásticas?. La respuesta creo que está en averiguar cual es ese criterio compartido por todos y su posible o no manipulación. Ya empieza esto a oler a billetes.
¿Se podría abrir un debate en tu blog?”

Anuncios

13 comentarios so far
Deja un comentario

No estoy muy de acuerdo que hay una crisis en las artes plásticas. Si lo estoy en que existe y se vende mucha mediocridad. Los artistas de vanguardia siempre han sido reconocidos por solo unos pocos de sus contemporáneos. Es cierto que cada vez se les reconoce más rápidamente y quizá por ello los comercializadores del arte se apresuren en ese breve espacio de tiempo a vender basura porque, en este mundo de usar y tirar, esta llega mucho más fácil y rápido al gran público. Y esto, como dices Pedro, pasa en todas las disciplinas artísticas. Cuánta gente endiosa a grupos musicales que no durarán más de unos años y cuántos conocen a algún compositor contemporáneo, cuántos conocen a Carlos Ruiz Zafón y cuántos a Saul Bellow, etc, etc. No desmerezco a ninguno. Al contrario creo que cada uno cumple su función: unos entretener, otros enriquecer al ser humano. Los primeros se diluirán y los segundos trascenderán, porque el denominador común de las artes es causar emoción y admiración hoy y dentro de 500 años. Pienso que para valorar el arte actual hay que zambullirse y bucear mucho en él y muy pocos están dispuestos a hacerlo. Yo aún me estoy poniendo el bañador y seguramente nunca conseguiré descubrirlo en su mayoría.
Un abrazo
Cristian

Comentario por Cristian Reghenzani

Aca en Colombia ocurre que los artistas que buscan el realismo figurativo son menos preciados por haberse quedado en otra epoca, por no adherirse al progreso y por que hoy por hoy, nos creemos tan trascendentales que solo aprobamos el arte abstracto, el expresionista y otras corrientes vanguardistas. De si el arte ha muerto por el veneno del lucro, no es del todo cierto, pero si hay que tener en cuenta que el arte es una moda hoy en día, que los estudiantes de artes solo usamos el medio artistico para lograr la popularidad que quiza no tuvimos en otro momento de nuestra vida y nos acusamos de bohemios y amantes del arte cuando en realidad no lo somos; Cuando la realidad es que sentimos verdadera lastima por pagar el trabajo de dos meses de un artista, su investigacion y su esfuerzo.
Aca en Colombia preferimos hablar en vez de hacer, cañar, embelezar, por que descubrimos que es mas facil hacer arte vanguardista que hacer arte figurativo a nivel tecnico. En mi pais, no aprendemos a dibujar, nacemos como pintores abstractos, faubistas, expresionistas; nos alejamos de la observacion del mundo por que la observacion no es necesaria, pintamos el mundo como queremos que sea y como queremos imponerselo a los demas.
En el cine, el teatro y la musica tienen leyes mas cerradas, por que van dirigidas a un publico mayoritario al cual debes de convencer, las personas no aceptaran nunca una realidad que no tenga un aire de la suya propia y se dan cuenta facilmente de los momentos en los que directores de cine y orquesta intentan introducir violentamente algo que no permita apreciar la realidad de una manera natural. En el arte plastico no es asi. hoy en dia, siempre, sin importar lo que hagas (por lo menos asi es en Colombia) tendras una excelente obra de arte (todos tienen por lo menos una), lo unico que necesitas son palancas -alguna historia interesante- y un recorrido que le demuestre a los demas que no es tu manera de ver el mundo lo que importa sino tu capacidad de escalar en el.
Obviamente amo muchos de los aspectos de las obras vanguardistas, pero no veo la razon del por que un profesor de pintura dice que las pinturas figurativas que yo hago pertenencen mas al area del diseño que de la pintura en si, que pertenecen a otra epoca y que por tal razon no es validad. EL arte deberia ser atemporal en todo momento; a estas alturas no se si respondi bien las preguntas, pero considero que es una buena oportunidad de manifestar el problema con relacion a las artes plasticas en Colombia.

Comentario por Jefferson Agudelo

En los últimos tiempos, no sabría a bien decir con exactitud de qué año hacia acá, ha ocurrido un fenómeno contrario a lo que ocurría en el pasado. Es decir, los antes mecenas de pintores talentosos pero sin recursos económicos, ahora se han convertido en los pintores, con todo lo que con ello implica. De antemano advierto que no achaco mi argumento a una referencia puramente de clase (social) como tal sino como una parte de la explicación del momento que se vive en el llamado arte moderno. En México, como imagino será en otros países, sólo una increíble minoría de gente de la clase baja o incluso media opta por estudiar alguna carrera relacionada con la pintura o incluso con cualquier otra arte, no por que no sea de su gusto sino por que los recursos con los que se cuenta son escasos y, razón principal, por ello mejor se opta por una carrera que al menos permitirá albergar la esperanza de que una vez abrazados a ella el futuro económico irá mejor (cosa que por cierto en México no sucede). Este fenómeno finalmente social, ha desencadenado en el arte actual una visión no digamos sólo distorsionada de las cosas sino unilateral. Una visión cómoda del arte pictórico, una visión digamos fast de todas las cosas, que no valora el trabajo, la disertación intelectual con uno mismo en el momento de la creación artística, es decir la observación no sólo de otras obras sino la propia, es decir, si no hay construcción intelectual de la obra mucho menos emocional. Esto es en toda corriente, llámese figurativo, abstracto, realista, surrealista, incluso también realista e hiperrealista, todo está matizado por esta visión corrupta, mimada, frígida, insípida y también mediocre que vemos por lo general en la actualidad, desde luego hay excepciones. El arte pictórico ha llegado a niveles tales porque este círculo además de crear sus propios pintores (hijos de empresarios, de políticos, y de otra gente afín) crea sus propios críticos, sus propios medios propagandísticos y aunque no lo crean sus propios clientes (se pensaría que truecan cuadro por cuadro), pero he sido testigo del precio tan alto en que tazan sus pinturas, que se pagan entre sí sin reparo. Sin embargo, hay otros puntos que quisiera comentar más adelante, pero en mi opinión en el realismo y en el llamado hiperrealismo también hay vacíos creados a mi entender por el fenómeno que cito arriba. Este “círculo de arte” también ha matizado ambas corrientes ¿cómo? impregnando ese conformismo, ese sinsabor, esa simpleza, esa vacuidad, haciendo que por más que estén bien ejecutada, no nos hacen sentir mariposas en el estómago, y a mi juicio a qué se debe esto: a que hay una ausencia muy grande de temas. Aprenden, desarrollan cierta técnica, pero pintan cada cosa que… en cierto modo es una especie de hiperrealismo abstracto (valga el término). No debemos de olvidar que una pintura finalmente es para colgarla en una pared. y quien va a querer poner una cuadro en la pared si todo el es sólo un pedazo de concreto, dónde esta la plasticidad ahí, dónde la poesía, la inquietud del movimiento, la vibración y la emoción. Recordemos que este cuadro por grande o pequeño que sea puede ser tan rico como tener un universo ahí dentro como tan pobre como una garabatos sin sentido.

Comentario por Jean Locke

Pero también hay otro realismo e hiperrealismo que pudiera considerarse hasta mágico, fascinante. Casi siempre el argumento superficial en contra de cierto realismo e hiperrealismo es que es fotográfico, y si ya existe la fotografía para que hacer entonces una pintura. Sin embargo, creo que quien dice esto no ha visto una obra por ejemplo de José Luis en directo, ahí hay vibración y emoción, plasticidad. Una foto es plana, hasta se diría opaca y jamás alcanzará la dimensión que pueda llegar a dar una pintura. Se piensa erróneamente que el artista pretende copiar la foto, aproximar la pintura a la realidad fotográfica, y no es así, sino que como José Luis (a mi entender) y yo mismo pretendo es ir más allá y alcanzar a la persona misma, verla ahí en el cuadro. Como si el cuadro fuera una ventana y verlos ahí asomándose. Ahora mismo estoy pintando a mis dos hijos y nada mejor (para mí) que verlos a ambos asomándose desde dentro de ese universo de color que nos proporciona nuestro propio entorno.

Comentario por Jean Locke

Yo preguntaba como inicio del debate que si existen diferentes recursos para manifestar Arte, deberá existir un criterio común entre ellos para que ese resultado plasmado en tan diferentes materias pueda llegar a ser y llamarse de la misma manera. ¿Cual será ese criterio compartido?.
Si en la definición clásica, el Arte aparece como: “creación realizada por el ser humano que expresa una visión sensible, real o imaginaria, acerca de lo que le rodea”. Yo entiendo que si “expresa una visión del que lo ha hecho”, esa obra tiene que expresarse “per se” a la persona que la observa hoy, y también a los que la vean dentro de cien años, sin que sea necesario que el autor, el experto o el crítico de turno, deje una explicación verbal o escrita sobre lo que ha querido decir en esa obra. Porque, en el mejor de los casos, estos últimos están manifestando una visión personal, que puede ser diferente a la del autor y que también podría ser interesada.
Otra cosa es que hagan referencia al oficio, a la maña o a la astucia que ha tenido ese autor para crearla, que es la otra definición de arte (con minúscula).
Sería inconcebible que después de leer una novela, ver una película, o leer una poesía, por poner un ejemplo, tuviéramos que consultar un anexo explicándonos que hemos leído o visto.
Pero entonces porqué en el arte no figurativo tiene que ser así.
Si nos ponemos delante de Las Meninas sólo pueden ocurrir dos cosas: o penetras en la tercera dimensión o no. Luego alguien nos puede explicar como se ha creado la luz y la atmósfera para que tenga esa consecuencia, pero el sevillano, al menos para mi, lo que quería era introducir al espectador en un espacio y conmigo lo ha conseguido. El espacio…

Jefferson dice: “En el cine, el teatro y la musica tienen leyes mas cerradas, por que van dirigidas a un publico mayoritario al cual debes de convencer, las personas no aceptaran nunca una realidad que no tenga un aire de la suya propia y se dan cuenta facilmente de los momentos en los que directores de cine y orquesta intentan introducir violentamente algo que no permita apreciar la realidad de una manera natural”.

Estoy de acuerdo con él : “las personas no aceptaran nunca una realidad que no tenga un aire de la suya propia” Es cierto también que el cine, el teatro, la música, la literatura, son artes de taquilla inmediata. Pero también es cierto que solo perduran en el tiempo las verdaderamente buenas y yo insisto en mi pregunta: ¿qué tienen en común éstas, las que permanecerán, aún manifestándose diferentes?

Cristian dice: “Al contrario creo que cada uno cumple su función: unos entretener, otros enriquecer al ser humano. Los primeros se diluirán y los segundos trascenderán, porque el denominador común de las artes es causar emoción y admiración hoy y dentro de 500 años”.
Emoción y admiración hay en una obra de Arte, pero antes ha debido pasar algo. Yo tengo admiración por mi familia y amigos y me emociono con ellos, pero no por eso son ninguna obra de arte.

Un abrazo.

Comentario por Pedro Luengo

Tal vez me haya expresado mal cuando digo artistas de vanguardia no me refiero a pintores abstractos. Para mi personalmente, el movimiento de esta época, el movimiento de vanguardia es el hiperrealismo.
Me hizo mucha gracia el último párrafo de Pedro. Tu familia no es una obra de arte porque todavía no la pintó José Luis. en cualquier caso, no son una obra de arte porque solo te emocionan y las admiras tú y tu entorno. además de faltar la otra premisa, ser intemporal. Pero insisto que lo que, para mi, es el nexo entre todas las disciplinas llamadas arte es causar emoción por composición o por lo que sea,; admiración por la destreza de su autor y ser intemporal, o sea que esa emoción y admiración la puedan sentir tanto alguien de la edad media como del siglo XXI. Estoy totalmente de acuerdo que las explicaciones pueden ayudar a entender la obra pero nunca deben ser el fundamento. Eso es mediocridad y desde mi punto de vista una paja mental como puede ser el cuadro totalmente blanco de Li Yuan colgado en el Tate modern (bueno, este para mi, es como el museo del pseudoarte, salvo por alguna que otra obra y las exposiciones temporales).

Comentario por Cristian Reghenzani

Dice Cristian: “Tu familia no es una obra de arte porque todavía no la pintó José Luis. en cualquier caso, no son una obra de arte porque solo te emocionan y las admiras tú y tu entorno.”
Yo también lo creo así. Creo que existe una inteligencia humana colectiva y que todos nacemos con capacidad de reconocer el arte aunque no todos tenemos activado ese potencial. Es posible que si Jose Luis conociera a mi familia o su entorno viera algo que solo él percibe y que los demás descubriríamos cuando lo mostrara con su oficio en un cuadro. Eso es lo que hacen los artistas.

Comentario por Pedro Luengo

Mis felicitaciones por este increíble blog. No he podido profundizar mucho, pero lo añado a favoritos porque sin duda voy a visitarlo muchísimo.

¿Existe la posibilidad de suscribirse para recibir las nuevas entradas por correo electrónico? No sé si es que no existe o no encuentro la opción.

Muchas gracias por ponerlo a disposición de todos nosotros.
Un saludo.

Comentario por Teresa

Gracias por tus palabras y me alegro que mi trabajo y consejos sirvan para algo.
Creo que hay una pestaña donde uno se puede apuntar para recibir actualizaciones pero no se cual es. De vez en cuando recibo acuse de recibo de personas que se han suscrito.
Si se te ocurre algún tema que te gustaría que tratara o comnetarios tuyos para compartir, estoy abierto a todo.
Un saludo

Comentario por Jose Luis Corella

No he visto ninguna pestaña, pero ya está resuelto. Al hacer mi primer comentario sobre el blog, he recibido un correo electrónico en el que se me invita suscribirme mediante una confirmación, así que ya está solucionado. Mil gracias, José Luis.

El problema que tengo es que a mí siempre se me ocurren temas que consultar o proponer :-), tengo ese defecto, así que aprovechándome de tu buena voluntad, me gustaría mucho, si es posible, que se tratara la forma de trabajar el cabello de manera realista; no con unos simples brochazos que sí que puede quedar muy bien, pero tengo inquietud por aprender a hacerlo tan creíble como lo haces tú.

Un cordial saludo y muchísimas gracias por responder con tantísima rapidez.

Comentario por Teresa

El arte es un producto social donde están mutuamente implicados el productor y su cliente. Sin clientes el arte no trasciende socialmente.

Las vanguardias de inicios del siglo XX fueron creadas mayoritariamente por la clientela norteamericana que viajaba a París buscando novedades. Esto ya había sucedido con el impresionismo; pero en el caso del cubismo era más que evidente.

Así el arte moderno se convirtió en la forma de nutrir a un público ansioso de novedades y nuevas ocurrencias estilísticas. Aunque las ocurrencias cada día que pasa son más banales. Pero la vanidad humana no conoce límites y supongo que quienes pagan por esas cosas no es para recrearse sensualmente en la contemplación del arte moderno; sino buscando prestigio social.

Pero el problema de la pintura es que no es muy adecuada para comunicar conceptos, al contrario que la poesía o el teatro, y el arte conceptual es de todo menos percepción sensual. Así que el tiempo del arte conceptual antes o después pasará.

Lo que es harto dudoso es que vaya a ser sustituido por los reproductores de fotografías. Porque para eso ya tenemos a las impresoras digitales y no sé yo qué arte hay en hacer de impresora al óleo.

Mirando los jóvenes que están impulsando en el mercado norteamericano la mayoría son neoimpresionistas y neoacademicistas, como Jeremy Lipking, Jeremy Mann, Jacob Collins, etc…, pero realistas fotográficos yo no veo.

Un saludo.

Comentario por Oscar Cerrato Vidal

“quién te puso salvaora
que poco te conocia”,
quien te puso conceptual
ese si que lo sabía.

Oscar lleva razón cuando dice que: “la pintura no es muy adecuada para comunicar conceptos” Para comunicar conceptos, por definición, ninguna de las Artes, excepto las soportadas en la palabra, son adecuadas. Los conceptos son pensamientos expresados con palabras y es por lo que llaman arte conceptual a esas cosas que necesitan de un manual ( la palabra) para explicarse o entenderse si es que ello es posible. Los que compran estos manifiestos bipartitos, deben tener mucho cuidado de no perder ese prospecto anexo con los comentarios explicativos de los críticos y galerías al uso.
Hubo una época, hoy aún sigue ocurriendo aunque menos, en la que la creación era una manifestación personal e intransferible que iba impregnada en la obra. Cada cual hacía lo que le salía exclusivamente de su cabeza y su consecuencia natural era diversidad y riqueza ( aunque no económica, precisamente). Por ello, en esa diversidad podemos diferenciar con solo oírla una obra de Bach de otra de Vivaldi, o una de Beethoven con otra de Brahms. Una película de Fellini con otra de Visconti. Un Renoir de un Van Gogh, etc, etc. Me temo que en Arco no ocurra lo mismo.
En El Pais del pasado domingo, en la página 47, aparece una breve entrevista a Jorge Pérez, uno de los coleccionistas más influyentes en este momento. En ella este señor resume en muy poco espacio la situación: “ Muchos cambian su arte para seguir la moda”. “Algunos socios me piden que les compre piezas para los inmuebles. “Tengo dos millones de dólares de presupuesto”, me dicen. Es estatus. No que les guste”. Pueden ver esta entrevista en internet, se le entiende todo.

Con respecto a lo que Oscar dice “es harto dudoso es que vaya a ser sustituido por los reproductores de fotografías”. Diré lo que a mi me ocurre cuando entro en una galería, en una exposición o en una página de internet. Después de hacer el recorrido y verlo todo, siempre hay alguna o algunas piezas que me piden que vuelva a ellas y esas, las que me llaman, son para mi las que han merecido la visita. Me da igual que sea foto, óleo, acuarela, cuarteto, rock sinfónico o piano a cuatro manos. Me da igual la técnica o el medio utilizado si ha conseguido hacerme volver a verlo o escucharlo. Y ya pueden decir el precio, los prospecto, los galeristas o los críticos lo que les plazca.

Un saludo.

Comentario por Pedro Luengo Flores

Que no quepa la menor duda que cuando se entra en el mercado se hace con todas sus consecuencias y una vez dentro son las leyes de ese mercado, mercado único, las que mandan. Y digo único porque, visto lo visto, tiburones incluidos, no hay unas leyes para el mercado del arte y otras para el inmobiliario o de las materias primas.
Hace años, casi nadie podía figurarse lo ocurrido en España con los precios de las viviendas. ¿Con la vivienda sólo?.
Hace unos meses me llamó un amigo que vive en América para pedirme que me acercara a una sala de subastas que hay en la ciudad donde vivo porque le interesaba un cuadro que iban a subastar en unos días. Se trataba de una obra de un pintor bastante conocido que procedía de un coleccionista ya fallecido y que su familia se quería deshacer de toda la colección. Mi amigo hace unos veinte años compró y luego vendió en América un cuadro de este pintor de similar tamaño y precio al que lo compro este coleccionista: unos tres millones de pesetas. Ahora el precio de salida estaba en mil novecientos euros. Mal empezamos, aunque para mi amigo terminó bien: se lo llevó por dos mil euros. ¿Qué ha ocurrido?.

Un saludo.

Comentario por Pedro Luengo Flores




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: